Estás leyendo
Qué es la polenta, tipos, y cómo cocinarla

Qué es la polenta, tipos, y cómo cocinarla

Polenta

La polenta es un alimento que se elabora a partir de la harina de maíz en su versión original, dado que en la actualidad podemos encontrarnos en el mercado con otras variedades de polenta, como por ejemplo la que se elabora a partir de harina de centeno.

Muchos nutricionistas consideran a la polenta como un cereal, más concretamente como una especie de puche o gacha. Sea como fuere, lo cierto es que su origen lo encontramos en el norte de Italia.

Sobre su historia, son muchos los historiadores que coinciden en señalar que los griegos la preparaban, ya que elaboraban una especie de potaje a partir de la harina de cebada conocida con el nombre de pullmentum para luego ser bautizada con el nombre de pullenta. De hecho, las propias legiones romanas lo consideraban como su plato principal.

Tipos de polenta

Provenientes directamente desde Italia, actualmente podemos encontrarnos con 3 tipos de polenta:

  • La polenta amarilla: o polenta gialla, la cual se elabora con harina de maíz amarillo. A partir de este tipo de polenta, la más común y popular, podemos encontrarnos con la polenta curtida (que presenta corteza por su tostado), la más untuosa (polenta vuncia), la polenta con hongos, la potencia con queso gorgonzola y la polenta taragna.
  • La polenta blanca: o polenta bianca, la cual se realiza con harina de castaña.
  • La polenta oscura: la cual se realiza con harina de alforfón.

La receta popular más clásica y conocida se elabora a partir de la polenta amarilla, la cual ha sido obtenida a partir de la harina de maíz amarillo. Te explicamos su elaboración a continuación.

Polenta

Cómo cocinar la polenta

Primeras recomendaciones antes de hacer polenta

Cuando vayas a añadir la polenta al agua o al líquido de cocción es fundamental que ésta se encuentre hirviendo, incorporándola poco a poco en forma de lluvia y siempre sin dejar de remover, para evitar la formación de grumos.

Si también quieres añadir los condimentos es también importante incorporarlos a la receta cuando el agua o el líquido de cocción esté hirviendo, y justo antes de añadir la harina de polenta.

Ingredientes:

  • 4 tazas de harina de maíz (para polenta)
  • 7 vasos de agua
  • Sal marina sin refinar

Elaboración:

En primer lugar pon en una olla grande los 7 vasos de agua, y calienta hasta llevar a ebullición. Cuando el agua alcance este punto añade la sal y vierte en forma de lluvia la harina de maíz, a la vez que remueves continuamente con una cuchara de madera.

Continúa removiendo de forma constante hasta que observes que la polenta se despega de los bordes de la olla.

También puedes leer
Mijo

Estará lista cuando la polenta adquiera una textura cremosa que no se pega a la olla.

Cómo cocinar la polenta

¿Qué beneficios ofrece la polenta?

Lo cierto es que la polenta es una receta deliciosa muy rica en nutrientes esenciales, entre los que podemos mencionar hidratos de carbono complejos, proteínas, fibra, vitaminas (A, C y vitaminas del complejo B, sobre todo B1, B3 y B9) y minerales (sobre todo magnesio, fósforo, zinc y hierro).

Es un alimento ideal para personas con celiaquía al no contener gluten. Eso sí, teniendo en cuenta que existe un tipo de polenta que se elabora con harina de trigo, debemos tener en cuenta que para personas celíacas lo más adecuado es que la polenta sea de harina de maíz.

Ver Comentarios (0)

Si lo deseas puedes hacer un comentario

Your email address will not be published.


© Gaia Media Magazines 2012-2020. Todos los derechos reservados. Los servicios, el contenido y los productos de nuestro sitio web son solo para fines informativos. Vegveggies no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento.