Estás leyendo
Cómo hacer leche de avellanas

Las leches vegetales se convierten en una opción nutritiva interesante para quienes no desean seguir consumiendo bebidas de origen animal, principalmente veganos y vegetarianos, y también para quienes poseen algún tipo de intolerancia a la lactosa (que consiste en la incapacidad de digerir cantidades normales de lactosa, que es el azúcar presente de forma natural en la leche).

Un ejemplo es la leche de avellanas, una alternativa algo menos común en comparación con otras bebidas vegetales más populares y conocidas, como por ejemplo podría ser el caso de la leche de soja, la leche de arroz, la leche de avena o la leche de almendras.

Por suerte, si te es difícil encontrarla en el supermercado o en tu herbolario favorito, o incluso si deseas prepararla tu mismo/a en casa, es una bebida sumamente fácil de elaborar, que consiste básicamente en dejar en remojo las avellanas durante algunas horas, triturarlas con el agua y colar la bebida.

Ingredientes

  • 100 g de avellanas crudas
  • 1 l de agua

Elaboración

  1. Pon las avellanas en un cuenco grande, añade agua suficiente hasta cubrirlas, y déjalas en remojo entre 6 a 12 horas aproximadamente.
  2. Luego, pasado este tiempo, desecha el agua y escúrrelas bien.
  3. Pon en el vaso de la batidora un tercio de agua fresca y tritura las avellanas bien. De esta forma conseguirás obtener una masa más bien fina.
  4. Luego añade el resto del agua, y vuelve a triturar un poco más, mezclando bien con la ayuda de una cuchara de madera.
  5. Para terminar, coloca una gasa en un colador y cuela la bebida.

Puedes reservarla perfectamente bien en botellas de cristal, conservándola en la nevera durante algunos días. Si lo deseas, al momento de servirla puedes endulzarla con panela, aunque lo ideal es tratar de disfrutarla de forma natural, sin añadir nada más.

También es ideal combinada con un poco de cacao amargo en polvo o con algarroba. Una opción maravillosa que te sorprenderá.

Cómo hacer leche de avellanas

¿Y si utilizo una máquina de hacer bebidas?

Si en lugar de una batidora o un robot de cocina prefieres utilizar una máquina de hacer bebidas, debes seguir los mismos pasos que te indicamos en el punto 1 y 2 de la receta anterior (remojo y escurrido).

Luego, pon las avellanas en el filtro de la máquina y el agua en el lugar adecuado (la jarra). Presiona el botón de triturar los ingredientes (pero sin calentar).

Lo más aconsejable es volver a triturar las avellanas varias veces, entre tres a cuatro veces, utilizando para ello el botón de trituración en frío.

Para terminar, desconecta la máquina y pasa la bebida a una botella de cristal o una jarra.

También puedes leer
Receta de Pan de plátano vegano

¿Qué hacer con las avellanas trituradas?

Lo cierto es que la masa de avellanas trituradas es ideal para reutilizarlas en distintas recetas, como por ejemplo en la elaboración de cremas o diferentes rellenos.

Algunas curiosidades sobre la bebida de avellanas a tener en cuenta

La bebida de avellanas se trata de una opción natural excelente, sumamente hidratante y nutritiva. De hecho, el elevado contenido en nutrientes de las avellanas se diluyen en el agua, por lo que nos aportará todas sus cualidades cualidades nutricionales de forma sencilla y ligera.

Es posible elaborarla con avellanas crudas o tostadas, aunque mi recomendación es escoger preferiblemente avellanas en su versión cruda. ¿Por qué? Muy sencillo: durante el tostado de los frutos secos, los ácidos grasos se saturan, a la vez que se pierden determinadas propiedades.

Por otro lado, si utilizamos avellanas crudas es de vital importancia remojarlas bien durante varias horas o durante toda la noche. Esto es muy útil para conseguir que comience un proceso de fermentación capaz de aumentar su aporte vitamínico y activar sus enzimas.

Valora esta receta
4.8/5 (8 votos)
Ver Comentarios (0)

Si lo deseas puedes hacer un comentario

Your email address will not be published.


© Gaia Media Magazines 2012-2020. Todos los derechos reservados. Los servicios, el contenido y los productos de nuestro sitio web son solo para fines informativos. Vegveggies no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento.