Estás leyendo
Masa de pizza básica con harina de espelta

¿A quién no le gusta la pizza? Lo cierto es que se trata de una elaboración tan popular como exquisita, que podemos encontrar fácilmente en cualquier restaurante que visitemos (especialmente si es italiano). Para la preparación de la masa es básica la utilización de harina, y habitualmente de hecho se utiliza la harina de trigo, pero ¿sabías que también es posible utilizar otros tipos de harina de increíbles propiedades y sabor? Es el caso de la harina de espelta.

No obstante, utilices una harina u otra, si deseamos preparar cualquier masa de pizza en casa debemos cumplir un elemento fundamental: es importantísimo dejar que la masa repose, ya que de esta manera conseguimos que la fermentación de la levadura se produzca. De esta forma, proporcionamos a la masa la textura adecuada, y terminará determinando el grosor de la pizza.

¿Deseas aprender a realizar una exquisita pizza con harina de espelta? Te explicamos qué ingredientes necesitas para elaborar la masa base, y los pasos a seguir para conseguirlo. Toma buena nota.

Cómo preparar pizza con harina de espelta

Ingredientes:

  • 200 g de harina de espelta
  • 10 g de levadura fresca
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 4 cucharadas de agua
  • Sal

Preparación de la masa de pizza de harina de espelta:

En un cuenco grande coloca parte de la harina de espelta, reservando un poco a un lado para poder trabajar la masa. Añade 1 cucharadita de sal. Ahora, en otro cuenco, calienta un poco el agua y, cuando esté tibia, disuelve la levadura fresca en ella. Deja que repose durante 5 minutos.

Echa la mezcla de levadura y agua en el cuenco de la harina de espelta y, con la ayuda de las manos, comienza a trabajar la masa. Para ello, añade el agua poco a poco hasta que se integre prácticamente por completo con la masa de harina. Añade ahora el aceite de oliva virgen extra y vuelve a amasar de nuevo. Continúe amasando hasta que la masa se quede suave y no se pegue en las manos, evitando trabajarla en exceso para que no se endurezca.

Ahora llegamos al momento importante que destacábamos al comienzo de esta receta: cubre la masa con un paño húmedo y deja que repose en un lugar templado (que se encuentre a 20-25ºC) durante 15 minutos (un cuarto de hora).

También puedes leer
Receta de Crema de plátano, chocolate y avena

Una vez haya pasado este tiempo enharina la masa y divídela en 4 partes. Amasa cada parte hasta formar 4 bollos. Luego déjalos reposar, tapados con un paño limpio y seco, durante otros 30 minutos más.

Observarás que cada trozo de masa o bollo ha crecido hasta duplicar su tamaño. Es algo absolutamente normal. Estira cada trozo con la ayuda de un rodillo. Engrasa el molde con aceite y colócalos en él. Con la ayuda de los dedos estira la masa hasta que cubra todo el molde.

¡Lista! Ya has elaborado la masa. Ahora solo tienes que añadir encima de ella los ingredientes con los que deseas hacer la pizza: salsa de tomate natural, vegetales…

Ver Comentarios (0)

Si lo deseas puedes hacer un comentario

Your email address will not be published.


© Gaia Media Magazines 2012-2020. Todos los derechos reservados. Los servicios, el contenido y los productos de nuestro sitio web son solo para fines informativos. Vegveggies no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento.